Un amigo está esperando a que le digas que conducir y usar el teléfono al mismo tiempo es peligroso

La semana pasada tuve la oportunidad de colaborar con AT&T, una vez más,  en su campaña “Puede Esperar“. Este movimiento comenzó en el año 2010, momento en el que la compañía telefónica dio un paso adelante para concienciar a los conductores del peligro que supone estar mandando mensajes de texto mientras se está en frente